La realidad virtual del PP – Por Juan Ramón Rodríguez Marín

Siendo contrastable que el señor Soria mientras fue cargo público tuvo empresas radicadas en un paraíso fiscal y más nítido aún que al hacerse pública dicha información, en un claro intento de huir hacia delante, mintió descaradamente, ha llevado a que la plana mayor de sus correligionarios en Canarias, entre aplausos y ovaciones lo justifican señalando que “el pobre hombre” no se acordaba y que su dimisión como ministro se debe solamente a un error de comunicación, debe ser porque la mayoría de los ciudadanos no tenemos acceso a la realidad virtual a la que accede la plana mayor del Partido Popular.

Debe ser también que esa “tecnología de acceso a la realidad virtual” se halla ampliamente extendida en el seno de los dirigentes del Partido Popular y ya ha llegado a Los Llanos de Aridane, lo cual les permite ver como un triunfo y un rotundo éxito, lo que para el común de los ciudadanos sin ningún género de dudas supondría la apertura de expedientes disciplinarios y graves sanciones, como poco, administrativas. Resulta cuanto menos llamativo el hecho de que una alcaldesa haya utilizado argumentos peregrinos para justificar la realización de obras en un inmueble de su propiedad sin solicitar la correspondiente licencia municipal ni pagar los tributos correspondientes y ahora, en un medio de comunicación, pretenda pasar por alto esos hechos, dando “un salto desde el trapecio” para caer en terreno del victimismo y de la celebración por ser la primera licencia que se obtiene para la realización de obras de mantenimiento en un inmueble en el barrio costero de El Remo. Dicho sea de paso, siempre nos quedará la duda de cómo se vería la realidad con esas gafas virtuales, si esas irregularidades las llega a haber cometer un cargo público de otro partido como Coalición Canaria, aunque mejor no averiguarlo.

En Los Llanos de Aridane, ya son muchos los ciudadanos que están buscando “esas gafas que transforman la realidad”, pues las ordenanzas reguladoras para el otorgamiento de licencias urbanísticas así como las diferentes leyes que de las que éstas emanan y regulan dichos procedimientos, siguen señalando que para la realización de obras, es preceptiva la redacción y presentación de un proyecto constructivo, así como el abono de las tasas e impuestos, no en vano bajo el mandato de la misma alcaldesa, son varios los casos de expedientes de disciplina urbanística instruidos desde la Voncejalía de Urbanismo a vecinos del municipio por cometer irregularidades administrativas de similares características.

A diferencia del exministro Soria, lo que sí tienen bastante sólida los ciudadanos de Los Llanos de Aridane es la memoria, que no se olvidan de donde, con quien o a que se dedicaban hace veinte años y si no con solicitar dicha información a esa Hacienda que dicen que somos todos, te refrescan la memoria en cuestión de horas, claro está que siempre y cuando figures en sus bases de datos y no en paraísos fiscales opacos al fisco, igual de fresca se encuentra la memoria de aquellos vecinos del municipio a los que la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural en su día les formuló la pertinente denuncia por la realización de obras sin licencia con las consiguientes repercusiones

Llegado a esta altura, para despejar las dudas que se nos originan al común de la ciudadanía entre la realidad virtual y la real propiamente dicha, solo nos queda cursar una pregunta al ministro de Hacienda en funciones, el señor Montoro, el mismo que dijo que alguien que tiene o ha tenido empresas en un paraíso fiscal, no puede seguir siendo ministro, si alguien que se ha saltado la ley y las ordenanzas municipales en beneficio propio puede seguir siendo alcaldesa.

Juan Ramón Rodríguez Marín

Ex alcalde de Los Llanos de Aridane