Apuestan por fortalecer la costa saucera como enclave turístico del norte de la Isla

Charco Azul
Es uno de los referentes de ocio del norte de La Palma. | DA

DAVID SANZ | San Andrés y Sauces

Fortalecer la costa de San Andrés y Sauces como enclave turístico es uno de los prinicpales objetivos del Ayuntamiento de este municipio del norte de La Palma mediante la ejecución de una serie de nuevas actuaciones que hagan más atractivo esta zona del litoral insular, cargado de indudable belleza y con emplazamientos de ocio tan singulares como las piscinas naturales del Charco Azul y la playa de Puerto Espíndola.

Para ello, entre otras cosas, el Ayuntamiento ha proyectado culminar el paseo marítimo, que recorre la costa, y llevarlo hasta el núcleo de San Andrés sobre el acantilado, terminando así de unirlo con el Charco Azul. Esta es una de las obras que el consistorio saucero pretende sacar adelante a través de los fondos del extinto IGTE, según informó el alcalde de la localidad, Francisco Paz.

Además de esta obra, el Ayuntamiento quiere también poner en marcha un restaurante en el antiguo horno de cal que se restauró cuando se realizó el paseo marítimo y que es de titularidad municipal. El paseo también atraviesa otras zonas de baño, menos frecuentadas, pero también de mucho interés como El Varadero o La Cuevita. Asimismo, indicó que se completarán los trabajos de la red de saneamiento del núcleo de San Andrés con estos fondos.

Además de este paseo, el consistorio pretende ensanchar la vía actual que une San Andrés con Puerto Espíndiola, ganando la superficie necesaria para que se pueda realizar también un paseo peatonal entre sendos núcleos de un marcado interés turístico. En la actualidad, esta vía es muy estrecha y “cuando se encuentra dos guaguas tienen dificultades para pasar”, comentó el alcalde.

Así las cosas, entre el paseo de la costa y esta vía quedaría incluido todo el desarrollo turístico alojativo que pretende desarrollar el municipio, en forma de apartamentos, y que tiene prevista la planificación insular. A todo ello hay que sumar a otras pequeñas acciones, como los senderos submarinos, que han fomentado la práctica de esta actividad en unos fondos de indudable valor.

A todo ello hay que añadir que el casco histórico de San Andrés representa uno de los principales valores patrimoniales con los que cuenta la localidad y el norte de la isla de La Palma desde el punto de vista histórico y artístico, y se vería potenciado con esta vinculación con la costa a través de estos dos paseos peatonales. A lo que hay que sumar otros atractivos con los que cuenta esta zona del municipio, como es el centro de interpretación de Ron Aldea, donde se fabrica la bebida, vinculada además a uno de los cultivos tradicionales de La Palma, como es la caña de azúcar.

“El municipio tiene muchas posibilidades de crecer turísticamente en la costa y queremos potenciar su atractivo para que sea un polo de atracción para los visitantes, que pueda generar empleo en la localidad”, comentó el alcalde de un municipio cuya economía se ha basado tradicionalmente en la agricultura, fundamentalmente del plátano.

Otro de los proyectos que está estudiando el Ayuntamiento, esta vez en el zona alta del municipio, es ordenar el acceso al bosque de Los Tilos, uno de los espacios naturales más visitados de la isla de La Palma y origen de la Reserva Mundial de la Biosfera.

Aunque inicialmente había una apuesta por crear una especie de tranvía para trasladar a los visitantes hasta Los Tilos, utilizando la energía del Salto del Mulato, ahora el Ayuntamiento contempla la posibilidad de que se haga mediante un vehículo eléctrico, evitando así la acumulación de vehículos en la zona.