Pestana: “Comienza una nueva etapa para construir en la Isla una sociedad más avanzada”

Anselmo Pestana
Pestana saluda al público tras la elección como Presidente. | DA

DAVID SANZ- EUGENIA PAIZ | Santa Cruz de La Palma

Coalición Canaria perdió ayer la Presidencia del Cabildo después de diecisiete años al frente del Gobierno insular, al prosperar la moción de censura que presentaron el grupo Socialista y Popular contra Guadalupe González Taño y que ha permitido ponerse al frente de la institución a quien hasta hace unos días era el máximo dirigente del PSOE en La Palma, Anselmo Pestana, que fue expulsado de su partido, junto al resto de su grupo, por el pacto con el Partido Popular.

Pestana, tras tomar posesión como presidente, reconoció que la “felicidad” que se presupone en una jornada así estaba condicionada por  la “incomprensión” de la dirección regional del PSC-PSOE por la expulsión, que amortigua “el apoyo de las bases del partido, que está más unido que nunca”. Y confió que esta “contradicción” se reconduzca.

Lo cierto es que al pleno acudió un nutrido grupo de alcaldes, concejales y militantes del PSOE, en respaldo a la moción de censura. Incluso el alcalde de Tacoronte, que ha vivido recientemente un capítulo similar al de Pestana , acudió al acto. Como cabía esperar, de la comisión gestora que dirige ahora mismo el PSOE en La Palma y que preside Manuel Marcos Pérez, no acudió nadie. Asimismo, se encontraban muchos altos cargos del PP y de Coalición Canaria.

El nuevo presidente del Cabildo aseguró en su breve y emocionado discurso de toma de posesión -la voz se le quebró en las últimas palabras- que “comienza una nueva etapa para La Palma para construir una sociedad más avanzada”. Reconoció además que “la tarea  no va a ser fácil” y, por eso, “el reto es todavía mayor”. Así cerró Pestana un pleno donde, pese a la diferencias políticas, el debate fue de guante blanco entre los censurantes y los censurados.

González Taño
González Taño duda de la legalidad de la censura. | DA

El único momento de crispación se produjo cuando la todavía presidenta quiso que constara en acta que no se cumplen los requisitos de la Ley de Régimen Electoral ya que al ser expulsados los consejeros y tener la condición de no adscritos, el candidato a la Presidencia “no puede encabezar ningún grupo electoral”. La presidenta de la mesa de edad que presidía el Pleno, María Victoria Hernández, le replicó a la presidenta que se limitara a exponer el debate político en el pleno.

Finalmente, González Taño pudo hacer esta exposición sobre la legalidad del acto, que hacía frente a la argumentación del informe del secretario de la Corporación que amparaba la moción de censura.

Pese a no ser vinculante, el informe del secretario de la Corporación tiene una importante trascendencia de cara al recorrido en los tribunales que tendrá con toda seguridad esta moción de censura, dado que los nacionalistas la impugnarán al considerar que no es válida.

El informe recoge textualmente que la moción de censura se cumple porque “no se produce una alteración de las mayorías elegidas por los ciudadanos; fue válidamente presentada; el legislador únicamente contempla los supuestos en que sea uno o la mayoría de los consejeros los que abandonen la formación política pero no que sea el partido el que expulse a todos sus miembros, y la resolución de la expulsión podrá ser recurrida ante la comisión federal de ética y garantías del PSOE (…) todo ello sin perjuicio de que los interesados acudiesen a la jurisdicción para impugnar la expulsión”.

COHERENCIA

Cerrado el capítulo jurídico, González Taño indicó que “esta moción de censura comenzó en el año 2011”. “Nuestro pecado fue ganar las elecciones”. Y añadió que el pacto suscrito con los socialista lo rompieron “por coherencia” política, dada la situación del resto de acuerdos locales entre PSOE y PP.

Lamentó además que en las “once líneas” del contenido de la moción de censura “no se incluye ninguna alusión a un programa de trabajo”. “Ustedes han dicho con este pacto que la ideología no existe, nosotros, en cambio, mantenemos nuestros principios”, espetó.

Asimismo, criticó que los socialistas en el Cabildo se abrazan al Partido Popular, que aplica en España “política antisociales, que ha dado marcha atrás en el sistema educativo, recorta las inversiones para Canarias y La Palma”. González Taño hizo un agradecimiento al personal del Cabildo y aseguró que esta circunstancia “no es un adiós, hoy mismo estaremos trabajando”.

Carlos Cabrera
Carlos Cabrera defendió que la censura era “un clamor popular”. | DA

El portavoz del PP, Carlos Cabrera, aseguró que al contrario de quienes argumentan que no hay una razón para la censura, “son muchas las razones que existen” y , a su juicio, era una reivindicación de la sociedad palmera, “un clamor popular”.

Señaló además que “hoy nos hemos unido ante una situación de extrema urgencia” y aseguró que “el cambio no solo era necesario sino posible”. Cabrera criticó que CC ha entendido el Gobierno en el Cabildo “no como un servicio público, sino por interés político”. El consejero popular expresó también su respaldo a los consejeros socialistas expulsados del PSOE.

El portavoz nacionalista, Luis Viña, incidió en la falta de un programa de trabajo del nuevo gobierno  y aseguró que “esta moción no es por y para La Palma, sino contra Coalición Canaria; no sobre su gestión, sino para evitar a toda costa que gobierne”. Viña hizo un recorrido por los hitos que han trufado el Gobierno durante este mandato y confió en que los nuevos dirigentes sepan recoger “la simiente que hemos sembrado en todos los sectores sociales y económicos”.

Basilio Pérez, que intervino como portavoz del grupo socialistas, lamentó que el Gobierno nacionalista “no ha sido capaz de gestionar la crisis”. Y lanzó un mensaje en clave interna: “hemos sido, somos y seguiremos siendo socialistas”.

OTRAS CLAVES

El nuevo presidente del Cabildo, Anselmo Pestana, subrayó en el discurso previo a su investidura, la capacidad de este pacto de gobierno para “capitalizar el liderazgo que necesita La Palma” y esbozó, como líneas estratégicas, la competitividad y la formación como el mecanismo para dinamizar la economía y dar un giro a los negativos indicadores.

“Representamos un impulso generador de ilusiones en este corto espacio de tiempo”, dijo en referencia al año y medio de mandato que tiene por delante al frente de la institución insular, al tiempo que rechazó taxativamente que haya existido un intento por erradicar a CC de las instituciones. En esa línea concretó que “es CC quien debe asumir que cometió un error” con la expulsión en julio de los consejeros socialistas. Su mensaje fue claro: “Este es un pacto ciudadano, para los ciudadanos”.